Inicio

Bienvenidos a la Casa do Aloumiño da Agua una casa rural en Lougares-Mondariz, Pontevedra, Galicia.

El encanto que nuestra tierra ejerce en el viajero va más allá de sus bellos paisajes fluviales, de los beneficios de sus fuentes manantiales y de su historia termal:

Fotografía exterior de la casa

Paseos junto a la casaEn la Casa do Aloumiño da Agua sucumbirás a la belleza que el lugar evoca. Es momento de caminar a través de sus bosques, atravesar las tierras que rodean la casa, sumergirte en los nacimientos de aguas termales de propiedades curativas conocidas por nuestros antepasados romanos y descubrir las huellas de antiguas civilizaciones, que como la romana, tiñen de historia el lugar.

Excrusiones y paseosDesde hace siglos Mondariz ha sido un enclave de residencia de las más importantes personalidades de diferentes épocas históricas , desde el romano Burbida, hasta diferentes personalidades del siglo XX tales como Pardo Bazán, Millán Astray, Ramón Cabanillas, Eduardo Pondal, José Echegaray, Wenceslao Flórez, Castealo, Primo de Rivera o la Infanta Isabel de Aragón así como reyes de la Edad Media quienes específicamente se beneficiaban de las propiedades medico medicinales de los manantiales de la Fuente de A Gándara de Mondariz, el manantial termal de Prexiguiero y el manantial termal de Chavasqueira y que nos dejaron como herencia desde hace siglos.

Zonas naturalesEn 1860 D. Enrique Peinador, médico especializado en “Hidrología Médica” y famoso por el estudio de los usos médicos de las aguas y tratamiento a distintos pacientes, hizo gestiones para adquirir los manantiales, de Prexigueiro (Ribadavia), a fin de levantar allí un gran balneario.

Las aguas termales de Prexigueiro fueron valoradas por el licenciado como aguas con importantes propiedades medicinales. Debido a la oposición vecinal de la zona de Prexigueiro, fueron los manantiales de Mondariz y el manantial de A Gándara , donde luego se refugiaron las iniciativas y el trabajo medicomedicinal del Sr. Peinador.

Olla de hierroAl igual que hacían nuestros antepasados les animamos que visiten nuestra tierra donde podrán beneficiarse de las bondades de sus aguas termales, mientras descansan y disfruta de un baño en plena naturaleza bajo las estrellas.

Podrán admirar los robles, castaños, avellanos y abedules que nacen a pie del río que baña las tierras que rodean la casa, el río Tea, mientras recorren la ruta de sus antiguos molinos hasta los prehistóricos Pasos de Tatín mientras los susurros constantes del agua relajan los sentidos.

Conozcan la cultura Salute per Aqua y déjense llevar por la historia y los beneficios naturales que ofrecen cada uno de los lugares que visitarán para que el cuidado y valor que otorgaban nuestros ancestros a estas joyas de la naturaleza siga perdurando por siglos y siglos.